Castellano English

Declaración Conjunta

V Cumbre Extraordinaria - Cumaná, Venezuela - 16 y 17 de abril de 2009

Declaración Conjunta 

Los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América  (ALBA – TCP) en ocasión de su V Cumbre Extraordinaria,  reunidos en la ciudad de Cumaná, estado Sucre, República Bolivariana de Venezuela los días 16 y 17 de abril de 2009, ratificaron su compromiso con los principios estipulados en la declaración conjunta del 14 de diciembre del 2004, suscrita entonces por los presidentes de la República de Cuba y la República Bolivariana de Venezuela.  

Dieron la bienvenida al ingreso como miembro pleno del ALBA-TCP a San Vicente y Las Granadinas y felicitaron al gobierno de esa hermana nación y a su primer ministro Ralph Gonsalves por esta histórica decisión de incorporarse a nuestra organización. 

Saludaron la presencia en la cumbre del ALBA-TCP en calidad de invitados del presidente de la República del Paraguay, Fernando Lugo, electo por el voto popular en 2008, en clara demostración mayoritaria de deseo de cambio político, económico y social en esa hermana nación. La cumbre del ALBA-TCP a la propuesta paraguaya de que los espacios de integración den un tratamiento especial y diferenciado a los países con menor desarrollo relativo sin litoral marítimo, así como apoya también la propuesta de ese país de avanzar en la integración regional energética en el cono sur del continente.  

Agradecieron también la presencia en calidad de invitados de la delegación ministerial del Ecuador encabezada por el canciller Fander Falconi.

Felicitaron al pueblo y gobierno de la hermana República de Bolivia por haber dado una lección de dignidad para todos los pueblos de América Latina logrando frenar el más reciente intento de manipulación que fue impulsado por sectores internos con sus aliados internacionales interesados en mantener sus viejos privilegios.

Expresaron su satisfacción por los cambios progresistas que tienen lugar en la región,  fruto de los amplios movimientos sociales a favor de la justicia y en rechazo a los modelos económicos y políticos dependientes y excluyentes que han promovido la desigualdad e  inequidad  y que nos enfrentan a inicios del siglo XXI a una crisis económica global generada en los países desarrollados. 

Con relación a la crisis económica global, enfatizaron una vez más la responsabilidad de las economías de los países desarrollados y de las políticas económicas seguidas y promovidas por sus gobiernos en el origen y profundidad de esta crisis. Recordaron que las soluciones deben ser producto de una amplia y participativa discusión y que resulta inaceptable el intento de imponer soluciones tomadas en el seno de grupos excluyentes como el G-20, al resto de la comunidad internacional. Reiteraron su disposición a cooperar de forma solidaria en la búsqueda de soluciones desde y para los países en desarrollo que tomen en cuenta el trato especial y diferenciado que merecen las economías más vulnerables y el impacto que sobre las poblaciones más desfavorecidas tiene esta crisis. 

Subrayaron la necesidad del establecimiento de un nuevo orden económico internacional que se sustente en los principios de justicia y solidaridad y de una profunda restructuración de la actual arquitectura financiera internacional. 

Agradecieron la presencia de su excelencia el padre Miguel D’escoto Brockmann, presidente del 63 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, quien es portador de una invitación a los presidentes y primeros ministros de ALBA-TCP y países amigos para asistir a la “Conferencia de Naciones Unidas al mas alto nivel sobre la crisis financiera mundial y sus efectos sobre el desarrollo” que tendrá lugar en Nueva York del 01 al 03 de junio de 2009, con la participación de jefes de Estado y de Gobierno.  Reiteraron su pleno apoyo a la convocatoria de esta conferencia, enfatizando que este foro, por su naturaleza universal y democrática, es el espacio propicio para debatir este importante tema. Exhortaron a sus homólogos del mundo a estar presentes en este evento de trascendencia histórica. 

Reiteraron su voluntad en unir esfuerzos para la construcción de un sistema monetario y financiero sólido y justo, regido por mecanismos de toma de decisiones transparentes y abiertos que privilegien la participación de todos los estados en condiciones de igualdad, independiente de los patrones neoliberales y del modelo internacional prevaleciente desde el fin de la segunda guerra mundial, cuya propia naturaleza es co-responsable de los actuales desajustes.

Celebraron la firma del acuerdo marco para el lanzamiento del SUCRE en que se establecen pasos concretos para ponerlo en vigor en los próximos meses. 

Acogieron con satisfacción la puesta en marcha de los proyectos: Fondo Cultural del ALBA; Empresa Grannacional de Energía, Gas y Petróleo y la creación de un Centro Regulatorio que elabore el Registro Sanitario del ALBA (ALBAMED). Todos estos proyectos están recibiendo el día de hoy mismo la asignación de recursos por el Banco del ALBA. 

Instruyeron al consejo ministerial del ALBA-TCP, para que a través del directorio ejecutivo del Banco del ALBA se promueva el establecimiento de un mecanismo de cooperación técnico -institucional con  el Banco Iraní – Venezolano. 

Igualmente, instruyeron al Banco del ALBA a establecer contactos con el Banco de Desarrollo de la Organización para la Cooperación Económica del Asia Central con el objetivo de promover un mecanismo de cooperación técnico – institucional entre ambos.

Los presidentes del ALBA-TCP, solidarios con el esfuerzo del gobierno y el pueblo Haitianos, acuerdan asignar cinco millones de dólares estadounidenses (5.000.000,00 US $) al proceso de alfabetización y nueve millones trescientos quince mil ciento noventa y cuatro dólares estadounidenses (9.315.194,00 US $) para el proyecto de desarrollo agrícola en la región l’artibonito.

Igualmente, aprobaron el desembolso de trece millones veintiséis mil noventa y cuatro dólares estadounidenses (13.026.094,00 US $) para ser ejecutados en el desarrollo de diez proyectos agrícolas a implementar en Honduras, Suriname, Guyana, Jamaica, San Vicente y Las Granadinas, Nicaragua y Belice.

Destacaron las consecuencias negativas que el modelo de producción y consumo capitalista tiene sobre el medio ambiente lo cual ha generado el incremento de fenómenos naturales y el impacto que estos tienen en nuestros pueblos, en este sentido, instruyeron al consejo ministerial del ALBA-TCP para que a través de las instancias respectivas se cree la brigada internacional de ayuda humanitaria del ALBA, con sede central en la Guaira, estado Vargas, República Bolivariana de Venezuela y con presencia en cada uno de los países.

Instruyeron al consejo ministerial del ALBA-TCP, a través de las instancias correspondientes crear la Comisión Bicentenaria organizadora de las actividades conmemorativas del inicio de la revolución de independencia del continente.

Recibieron con interés la propuesta boliviana sobre la creación de un consejo de derechos humanos del ALBA, cuyo estudio y evaluación fue instruida al consejo de ministros del ALBA. 

Manifestaron su satisfacción por el logro del lanzamiento del satélite Simón Bolívar por parte de la república bolivariana de Venezuela, infraestructura que servirá para avanzar en la integración regional y que representa una herramienta fundamental para desarrollar  iniciativas de impacto social para los pueblos del ALBA. Informaron que actualmente está en curso la definición de los programas sociales que serán compartidos por los países miembros del alba a través del uso del satélite y cuya implementación será a partir del año 2010.

Se constituyó a partir de la presente fecha una comisión interregional coordinada por el Ministerio del Poder Popular para las Telecomunicaciones y la Informática de la República Bolivariana de Venezuela, con la participación de los ministros o responsables del área por cada uno de los países del ALBA-TCP, para la fijación de políticas en cuanto a la implementación de los programas sociales y el cronograma para su implementación. 

Ratificaron su condena absoluta al genocida bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba y reiteraron su reclamo para que este sea eliminado de forma unilateral e inmediata. 

Reafirmaron su más enérgica condena al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, así como a todos los actos, métodos y prácticas de terrorismo donde quiera que se cometan, quienquiera que los perpetre, contra quienquiera que se cometan, incluidos aquellos en que los Estados están directa o indirectamente involucrados. En ese contexto, reiteraron la demanda al gobierno de los Estados Unidos para que sea extraditado a la República Bolivariana de Venezuela el connotado terrorista y prófugo de la justicia Luís Posada Carriles. Reclamaron así mismo que sean liberados los cinco héroes cubanos que cumplen injusta condena en cárceles de los Estados Unidos por combatir el terrorismo.   

Desde Cumaná, cuna del mariscal Antonio José de Sucre, a 50 años del triunfo de la revolución cubana, a 30 años de la revolución sandinista, y en el décimo aniversario de la revolución bolivariana, los países miembros del ALBA-TCP ratificaron su firme compromiso de continuar profundizando el camino de independencia e integración que reclaman los pueblos de Latinoamérica y el Caribe.