Castellano English

Feria del Libro, un espacio solidario y multicultural, 11 de febrero de 2011

alba-tcp NOTAS ALBA-TCP
Feria del Libro, un espacio solidario y multicultural
La Habana, Cuba, 11 de febrero de 2011
Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba
CUBA, 11 de febrero de 2011.- De espacio solidario, de interacción cultural, calificó hoy Érika Silva, ministra de Cultura de Ecuador, las ferias internacionales del libro que celebra Cuba.
 
La titular ecuatoriana, en nombre de las naciones de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), agradeció a la Isla por ese tesón, al inaugurar la XX Feria Internacional del Libro, Cuba 2011, en ceremonia efectuada en la fortaleza San Carlos de La Cabaña.
 
Destacó que el ALBA es una respuesta a la globalización neoliberal y a la hegemonía capitalista, y representa las ansias de cambio de esos pueblos por promover nuevos modelos de vida, basados en la solidaridad y la soberanía.
 
Recordó que esa voluntad integradora fue iniciada por Cuba y Venezuela en 2004, para recuperar el sueño de próceres de nuestra primera independencia, héroes y heroínas y los más preclaros intelectuales que vieron la necesidad de la unidad para concretar la esperanza de una Patria Grande.
 
Entre las realizaciones del ALBA, citó la cooperación con el pueblo haitiano después del devastador terremoto que lo asoló, y la respuesta rápida y digna ante el intento de golpe de Estado contra el Gobierno constitucional de Rafael Correa, en Ecuador.
 
Al acto asistieron Esteban Lazo, vicepresidente del Consejo de Estado; Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y Abel Prieto, ministro de cultura, así como titulares de Cultura de los países del ALBA, otros ministros de Asia, África y América Latina, entre otras personalidades.
 
Suleica Romay, presidenta el Instituto Cubano del Libro, recordó la épica Campaña de Alfabetización en Cuba, la primera acción cultural masiva de la Revolución triunfante, hace 50 años, continuada con un esfuerzo educacional integral al alcance de todos los ciudadanos y paradigma en el mundo.
 
Subrayó que más de dos millones de personas asisten anualmente a esta fiesta de la cultura en la Isla, que para esta edición oferta más de seis millones de ejemplares de dos mil títulos.
 
La fiesta literaria -añadió- se complementa con un variado programa artístico, que privilegia las más diversas manifestaciones de los pueblos, especialmente los integrados en el ALBA.
 
Afirmó que este año se experimentan crecimientos en cuanto a la cantidad de expositores y áreas dedicadas a muestras y ventas, en medio de una crisis económica global que ha convertido al libro en un artículo suntuario.
 
Hizo referencia a los cientos de amigos de cuatro continentes que ahora visitan Cuba con motivo de esta fiesta del espíritu, y en especial a quienes provienen de las naciones del ALBA, donde se preludia la segunda independencia de la región.
 
Calificó a la feria como espacio multicultural de diálogo en pie de igualdad para todos, de encuentro y festejo, y subrayó que es ocasión ideal para el reconocimiento de las comunes raíces indo americanas, africanas y asiáticas de los pueblos del área, principales protagonistas de un mundo mejor y posible.
 
Me siento orgulloso de ser hijo de una sociedad que lucha contra los poderosos que intentan dominar el mundo, expresó el intelectual cubano Fernando Martínez Heredia, a quien -junto Jaime Sausky- se dedica esta fiesta multicultural.
 
El Premio Nacional de Ciencias Sociales 2003 evocó su nacimiento y formación como escritor y la influencia de la Revolución, de la cual declaró no se ha separado nunca y por ella se ha regido.
 
Martínez Heredia enfatizó que solo el Socialismo brinda la posibilidad al hombre de emanciparse y exhortó a los cubanos a continuar los cambios económicos y sociales en los cuales está inmerso el país, desde la posición de una cultura de la liberación.
 
El acucioso investigador se refirió también a los procesos de lucha de los pueblos latinoamericanos por redimirse del yugo imperialista y su importancia en el contexto mundial.
 
Jaime Sarusky, Premio Nacional de Literatura 2004, en su discurso subrayó la trascendencia de la feria como símbolo de la tenacidad de Cuba para promover y sistematizar un movimiento editorial que defiende a autores y lectores.
 
Explicó que sostener esta orgánica y coherente propuesta durante 20 ediciones en las más difíciles circunstancias, es un ejemplo de voluntad y decisión de la Isla.
 
La presente edición -que se extenderá a todo el país hasta el venidero seis de marzo- contó en su inauguración con las actuaciones del Coro Nacional de Cuba, la agrupación Sonantas Habaneras y el trovador Eduardo Sosa. (Cubaminrex – AIN)